Isa Cocina Sana

Talleres de cocina, ingredientes, recetas y más…


1 comentario

Mijo

El mijo es un cereal muy interesante para el consumo humano. Hoy en día parece aceptado que la utilización del mijo como alimento arranca en África tropical desde donde se extiende a India y China, donde ha sido una de las bases de la dieta desde hace varios miles de años.

El mijo es una gramínea que se adapta muy bien a las bajas lluvias y a suelos de mala calidad y se puede almacenar fácilmente durante algunos años, lo que lo hace muy recomendable en determinadas regiones. Así, se ha convertido en un alimento fundamental para muchas de las sociedades más empobrecidas de África.

Aunque se cultivan muchas clases diferentes de mijo a lo largo y ancho del mundo, son el mijo perla, el mijo coracán y el mijo proso los más cultivados. India, China, Nigeria y América del Sur son las principales regiones productoras de mijo el mundo.

A pesar presentar un contenido nutricional, como ahora veremos, muy adecuado para la alimentación humana, buena parte de la producción mundial de mijo se utiliza como cultivo protector de otros cereales o del suelo, como forraje, como alimento para aves o para producir etanol para los vehículos. Recordamos que los cereales son la base de las pirámides alimenticias propuestas por las instituciones en la mayor parte de los países y la conveniencia de consumir siempre los granos integrales.

Es relevante señalar que los valores que se indica a continuación pueden ser utilizados como referencia pues las composiciones varían dependiendo del tipo de mijo y de sus condiciones de cultivo.
El mijo contiene un 11% de proteínas, más que trigo, arroz o maíz, siendo más alto su contenido en lisina así como en metionina y cistina.

  • El mijo es un cereal muy energético, de los que más junto con la avena, con más de un 65% de contenido en hidratos de carbono, proporcionando 350 calorías, aproximadamente, por cada 100g.
  • El mijo contiene algo más de un 3% de grasas, de las cuales el 4% está presente en forma de ácido linoleico.
  • El mijo es un cereal muy rico en hierro y en magnesio. Un consumo de 60 gramos de mijo aporta el 40% de las necesidades diarias de hierro y el 30% de las de magnesio. Contiene, además, cantidades no despreciables de otros minerales como calcio, fósforo, potasio, sodio, cinc y manganeso. Su contenido en magnesio contribuye a la absorción del calcio.
  • En cuanto a las vitaminas, el mijo presenta un contenido muy bajo en vitamina B3, lo que puede ser un problema si la dieta se basa en exclusiva en este cereal pero es un tanto irrelevante si la dieta incluye otros tipos como arroz, trigo o avena. Su contenido en vitaminas B1, B2 y B9, por contra, es mucho mayor que el de otros cereales.
  • El mijo no contiene gluten, aunque tiene poder aglutinante. No es panificable, por tanto, pero se utiliza para tortas o budines.

Por su alto contenido en hierro es recomendable el consumo de mijo en casos de anemia, calambres musculares, debilidad o en mujeres embarazadas.
De todos los cereales el mijo es el más alcalinizante; muy rico en proteínas, minerales (especialmente magnesio y hierro) y lecitina. Contiene ácido silícico, necesario para conservar la piel, las uñas y el pelo en buenas condiciones. Es muy digestivo, beneficia al estómago y al bazo. Recomendado para las personas diabéticas. Es un cereal sin glúten por lo que es apto para celiacos.
Útil cuando hay problemas digestivos, vómitos, diarreas, mal aliento, encías sangrantes, parásitos intestinales, cansancio, anemia, trabajo intelectual.


1 comentario

Kuzu (Pueraria lobata)

El kuzu o kudzu es un almidón extraído, mediante un largo proceso artesanal, de unas raíces volcánicas que a veces alcanzan los dos metros de profundidad. Utilizando un método tradicional, las raíces son molidas y lavadas repetidas veces con agua pura de la montaña y secadas al aire durante noventa días.
Es un remedio excelente para fortalecer y regenerar las mucosas: digestivas, respiratorias y cutáneas. Se puede usar para calmar el ardor y la acidez gástrica. Normaliza el funcionamiento intestinal, por lo que resulta beneficioso tanto para casos de estreñimiento como de diarrea. Además, es rico en flavonoides; potentes antioxidantes.

Fuente: “Tratamientos naturales al alcance de todos”
de Olga Cuevas y Lucía Redondo Cuevas

Kuzu

Artículo publicado en www.enbuenasmanos.com por

“El Kudzu se utiliza para preparar bebidas medicinales y también en la cocina.
Crece especialmente en los bosques de China, Japón, India y del Sur de EE.U.U.
Sus raíces se recolectan en invierno y se separa el almidón del resto de la planta.
Queda un polvo terroso de color blanco que, protegido de la humedad,
se conserva durante años.

Información nutricional del Kuzu o Kudzu
Aporta hidratos de carbono, fibra, minerales y flavonoides.

Propiedades del Kuzu o Kudzu
Esta planta ya viene siendo estudiada y aplicada por la Medicina Tradicional China, desde hace unos 2.500 años, debido a sus múltiples aplicaciones:

  • Tradicionalmente se ha venido usando para las adicciones tanto al tabaco como al alcohol.
  • El Kuzu o Kudzu tiende a regular el funcionamiento intestinal siendo válida tanto en estreñimiento como en caso de diarrea, espasmos intestinales, intestinos perezosos, etc. Favorece a la vez un buen nivel de flora intestinal.
  • Muchas personas sienten gran alivio, al tomarla, en casos de gastroenteritis o cuando su estómago no tolera ningún líquido ni sólido.
  • Su contenido en fibra facilita que absorbamos menos grasas y azúcares.
  • El Kuzu o Kudzu tiende a reducir la fiebre y los estados gripales, calmando a la vez los dolores causados por esos estados gripales (dolor de cabeza, de espalda, etc.)
  • También puede ser de gran ayuda en caso de problemas respiratorios como bronquitis, resfriados, tos, etc.
  • Alivia el cansancio crónico y potencia nuestro nivel de energía ya que tiende alcalinizar el organismo.
  • El Kuzu o Kudzu en la cocina es ideal para preparar salsas, purés, sopas, sustituyendo a harinas y almidones.

¿Cómo se toma, en forma de bebida medicinal el Kuzu o Kudzu?
Se diluye en frío una cucharadita, de las de postre, en medio vaso de agua (o un poquito mas) Luego se pone todo a fuego lento durante un par de minutos hasta que nos queda una especie de crema transparente. Se toma calentito y podemos tomarlo dos o tres tazas al día.

  • Aunque no tiene sabor alguno a los niños les gusta más preparado con zumo de manzana en lugar de agua. La verdad es que en caso de diarrea o tos seca funciona muy bien preparado con el zumo de manzana. Queda con un sabor dulcecito.
  • Cuando hay malestar digestivo (acidez, pesadez, estreñimiento o cansancio) suele funcionar mejor preparado con agua y en la cual habremos añadido desde el principio (en frío) media Umeboshi grande (es una ciruela fermentada) o una pequeña y una cucharadita (de las pequeñas) de Tamari. Su sabor es muy fuerte (entre ácido y un poco salado) pero la verdad es que sienta fenomenal.
  • Otra fórmula es hacer lo mismo (kuzu, umeboshi y tamari) pero en lugar de agua utilizar el Té de Tres años o Kukicha, con lo que aumentaremos el efecto alcalinizante.

(Estos ingredientes se consiguen en herbolarios o comercios de alimentos naturales).

¿Cómo se utiliza el Kuzu en la cocina?
Su capacidad de espesar, su textura gelatinosa y su ausencia de sabor y de gluten la hacen muy recomendable para salsas, rellenos de tartas, estofados
Hay que disolver el kuzu con un poco de agua o caldo (en frío) y luego añadirlo a la cocción (al menos un par de minutos antes de apagar el fuego)
Como referencia podemos decir que una cucharadita de kuzu equivale a una cucharada de harina de maíz o dos de trigo.

El Kuzu también se conoce en algunos países como Arrurrut, Arrurruz o Arrurrout. Esto puede crear confusión ya que a veces se refieren a Kuzu y otras veces no, el Arrurruz tiene sólo valor culinario (como espesante) pero no es medicinal.

El Arrurruz es muchísimo más barato y viene indicado con ese nombre pero ante la duda hay que preguntar al vendedor para saber que estamos comprando realmente.”

kuzuMimasa

Yo casi siempre consumo el Kuzu de la marca Mimasa, aunque podéis encontrar otras marcas en el mercado como Biocop, Biospirit, La Finestra sul Cielo o la catalana Vegetalia.